Un niño de dos años, Genaro León, falleció tras ser atropellado por una camioneta en Concordia.


El accidente ocurrió el miércoles diez de julio en la intersección de las calles Chabrillón y Bolivia, cuando el menor escapó del control de uno de sus padres y corrió hacia la calle.

Genaro fue llevado inconsciente al hospital Masvernat, donde se le diagnosticaron graves heridas en la cabeza, incluyendo una fractura en el parietal izquierdo, edema cerebral y contusión pulmonar.

A pesar de los esfuerzos médicos, el niño falleció el miércoles por la noche. La causa está siendo investigada por el fiscal José Arias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *