El Ministerio de Salud de Entre Ríos ha admitido una preocupante falta de insumos básicos para la aplicación del Programa de Salud Sexual y Reproductiva.

El director general de Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales y Regionalización Perinatal, Paulo Capotosti, informó que los hospitales de la provincia se quedaron sin anticonceptivos orales, test de embarazo y misoprostol, utilizado para la interrupción legal del embarazo.

Ante esta situación, se ha emitido un comunicado dirigido a todos los directores de hospitales, autorizándolos a utilizar fondos de la partida presupuestaria para adquirir estos insumos, con el objetivo de garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las usuarias del programa. Capotosti explicó que la falta de suministros se debe a un retraso en los expedientes de compra tanto del Ministerio de Salud de la Provincia como del Ministerio de Salud de la Nación, afectando la distribución de los botiquines de salud sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *