Un niño de un año y nueve meses falleció este lunes en San Salvador, Entre Ríos, tras caer en una pileta de fibrocemento.

Según relató la madre, ella estaba cortando el césped cuando el niño tropezó y cayó al agua. Al darse cuenta, lo sacó y trató de reanimarlo, llevándolo luego al hospital, donde se confirmó su fallecimiento. La fiscal en turno ordenó las pericias correspondientes en la vivienda. El cuerpo del niño fue llevado a la morgue de Concordia para la autopsia antes de ser entregado a la familia.

Los padres, que tienen una restricción de acercamiento, no podrán encontrarse en el velorio por razones judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *