Preocupación por los daños en el radiotelescopio para “escuchar el universo”

0
53
 Las operaciones en el Observatorio de Arecibo administrado por UCF (que se muestra aquí en la primavera de 2019) se detienen mientras los ingenieros evalúan el nuevo daño (UFC)
Las operaciones en el Observatorio de Arecibo administrado por UCF (que se muestra aquí en la primavera de 2019) se detienen mientras los ingenieros evalúan el nuevo daño (UFC) (UCF/)

El Observatorio de Arecibo, construido hace 50 años, cuenta con uno de los radiotelescopios más poderosos del planeta: el diámetro de la antena principal es de 305 metros y tiene un receptor de 900 toneladas que está ubicado a unos 130 metros de altura.

Los instrumentos de este observatorio, ubicado en Puerto Rico, son utilizados por científicos de todo el mundo para realizar investigaciones en las áreas de ciencias atmosféricas, ciencias planetarias, radioastronomía y astronomía de radar. Arecibo es también el hogar de un equipo que dirige el Proyecto de radar planetario apoyado por el Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA. Una apuesta a econtrar inteligencia extraterreste gracias a la capacidad que tiene el radiotelescopio de envir y recibir señales a millones de años luz

Este 8 de noviembre se rompió un cable de sujección que cuasó grandes daños al plato del radiotelescopio, que ya sufrió otro incidente similar en agosto. A diferencia del cable auxiliar que falló en agosto, este cable principal no se salió de su anclaje. Se rompió y cayó sobre el plato reflector de abajo, dañando además a otros cables, según informó en un comunicado la Universidad de Florida Central, que administra la instalación.

Ambos cables se conectaron a la misma torre de soporte. Nadie resultó herido y los ingenieros están trabajando para determinar la mejor manera de estabilizar la estructura. Se ha establecido una zona de seguridad alrededor del plato por precaución y solo el personal necesario para responder al incidente puede ingresar al lugar.

Las autoridades no han determinado por qué se rompió el cable principal, pero sospechan que está relacionado con la carga adicional que llevan los cables restantes desde agosto. Un equipo de monitoreo ha estado observando de cerca todos los cables y la plataforma desde entonces como parte del plan de reparación temporal y de seguridad de la instalación.

En la imagen, el radiotelescopio del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico. EFE/Thais Llorca/Archivo
En la imagen, el radiotelescopio del Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico. EFE/Thais Llorca/Archivo (EFEI0658/)

Los observadores habían notado y estaban rastreando cables rotos en el cable principal que falló el viernes. La instalación estaba esperando a un equipo de ingenieros esta semana que se esperaba que comenzaran las reparaciones de emergencia temporales relacionadas con el incidente de agosto.

“Esto ciertamente no es lo que queríamos ver, pero lo importante es que nadie resultó herido”, dijo Francisco Córdova, director del observatorio. “Hemos sido reflexivos en nuestra evaluación y priorizamos la seguridad en la planificación de las reparaciones que se suponía comenzarían el martes. Ahora esto. Hay mucha incertidumbre hasta que podamos estabilizar la estructura. Tiene toda nuestra atención. Estamos evaluando la situación con nuestros expertos y esperamos tener más para compartir pronto”.

El equipo espera poder reducir la tensión en los cables existentes en la torre e instalar refuerzos de acero para aliviar temporalmente algo de la carga adicional que se está distribuyendo entre los cables restantes. Se está movilizando a expertos para que hagan el trabajo lo más rápido posible. El equipo intentará acelerar la llegada de dos nuevos cables que ya estaban encargados. Ese es el plan actual pendiente de una evaluación adicional, que se llevará a cabo durante los próximos días.

Desde el incidente de agosto, los ingenieros han estado trabajando para determinar la causa del fallo inicial y crear planes de reparación temporales y a largo plazo. Debido a que no hubo una causa obvia para la ruptura, las complejidades de una estructura tan grande y única que se construyó en la década de 1960 y la necesidad de priorizar la seguridad por encima de todo, el desarrollo de un plan de reparación de emergencia temporal ha llevado algo de tiempo. La implementación de las primeras reparaciones estaba programada para comenzar la semana que viene

“Esto no es bueno, pero seguimos comprometidos con que las instalaciones vuelvan a estar en línea”, dijo Cordova. “Es una herramienta demasiado importante para el avance de la ciencia”.

Aunque la instalación ha suspendido la mayoría de sus operaciones desde el incidente de agosto, los investigadores continúan utilizando los datos ya recopilados por Arecibo para seguir adelante con su investigación. La instalación ha soportado muchos huracanes, tormentas tropicales y terremotos desde que fue construida hace más de 50 años. A pesar de todo, la instalación ha seguido contribuyendo a importantes avances en la investigación espacial en el área de ondas gravitacionales, caracterización de asteroides, exploración planetaria y más.

(Con información de Portaltic)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La empresa argentina Satellogic puso en órbita 10 satélites de recolección de datos geoespaciales

Ricardo González, ufólogo: “Si los extraterrestres quisieran conquistarnos, lo habrían hecho hace mucho tiempo”