Nueva oportunidad para ver el “tren de satélites” de Elon Musk en la Argentina

0
40
Experto-responde-sistema-Starlink
El tren de satélites de Starlink

El domingo pasado a la noche fueron muchos los argentinos que vieron el tren de satélites de Starlink de la compañía de Elon Musk, SpaceX. Pudieron verse durante varios minutos, gracias al cielo despejado. De acuerdo a información del sitio y app Findstarlink, se podrán volver a ver en la madrugada del viernes 12 de febrero desde la ciudad de Buenos Aires y la región central del país.

Findstarlink señalaba que el espectáculo podría volver a verse con cierta nitidez el martes 9 de febrero cerca de las 4:36 y de las 20:51, pero las condiciones metereológicas no ayudaron. El avistaje podría darse mañana, viernes 12, a las 5:34, durante 7 minutos, y se deberá mirar desde el oeste (285°) al sudeste (148°). Aunque, según el sitio, es posible que no sea visible, según informes de usuarios.

“El Falcon 9 lanzó 60 satélites Starlink a órbita: misión desde la plataforma 39A en cubierta. Esta misión marcó el quinto lanzamiento y aterrizaje de este propulsor, que voló por última vez hace menos de un mes. La reutilización rápida es clave para reducir el costo de viajar al espacio”, informó días atrás SpaceX.

La compañía de Musk luego confirmó así el despliegue en el cielo de estos aparatos, que tienen como objetivo principal permitirle a la firma norteamericana proporcionar internet de alta velocidad a usuarios ubicados en cualquier lugar del mundo.

Starlink en la Argentina

Starlink, el servicio de internet satelital de SpaceX. EFE/Georgi Licovski/Archivo
Starlink, el servicio de internet satelital de SpaceX. EFE/Georgi Licovski/Archivo (EFEI0499/)

A través de la resolución 1291/2020 publicada en el Boletín Oficial en diciembre del año pasado, la compañía de Elon Musk SpaceX ha obtenido licencia para brindar servicio de internet de banda ancha en la Argentina a través de los satélites Starlink. En América Latina, también ha sido aprobado en México, Colombia y Chile.

La empresa que solicitó la licencia es Tibro Netherlands B.V. Sucursal Argentina, que deberá coordinar con Arsat (la empresa de telecomunicaciones del Estado) los aspectos técnicos de la implementación, puesto que, a pesar de tener la licencia, aun no está en condiciones de operar.

Tiene que presentar una serie de requisitos definidos por la Subsecretaria de Tecnologías de la información y las Comunicaciones (TIC), a través de la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación.

Asimismo, se deberá trabajar en conjunto con Arsat la coordinación técnica entre satélites, que hasta el momento nunca se había realizado. Se trata de un proceso largo, por lo que el servicio podría llegar a los usuarios en algunos años (fuentes consultadas por Infobae señalan que 3 años podría ser un “plazo razonable”).

Para Arsat será un gran desafío ya que no ha trabajado anteriormente con satélites LEO (Low Earth Orbit, es decir, de órbita baja) como los de Starlink, sino con GEO (satélites geoestacionarios que se encuentran en órbita sobre el ecuador). En este sentido, esta implementación representa una disrupción tecnológica (con abaratamiento de costos) con una tecnología prometedora, que, por cierto, está siendo probada en Estados Unidos y Canadá, y no hay publicados resultados aun.

Mediante el uso de una pequeña terminal (no más grande que una computadora portátil), los usuarios en tierra podrán conectarse a la red en constante crecimiento, que actualmente se encuentra todavía en una fase de prueba beta. Musk ha estimado que el servicio Starlink podría generar hasta 30.000 millones de dólares al año, aunque aún no se han anunciado precios firmes.

La compañía ya ha enviado más de 1.000 de su conjunto inicial de 1.400 satélites Starlink de un cuarto de tonelada al espacio, más que suficiente para que SpaceX comience a implementar su servicio, informa Space.com.

SEGUÍ LEYENDO:

Elon Musk debutó en ClubHouse, la red social de mensajes de voz que es tendencia en Silicon Valley

Desarrollaron baterías para vehículos eléctricos que se cargan en 5 minutos