Yellowstone, un western contemporáneo a la altura de su gran protagonista: Kevin Costner

0
17

Hay muchos motivos para recomendar Yellowstone, pero el primero es su protagonista: Kevin Costner. El actor ha sido una de las más grandes estrellas del cine de Hollywood desde la década de los 80, cuando protagonizó títulos como Los intocables, Sin salida y El campo de los sueños. Volver a verlo vestido con un sombrero de cowboy cabalgando por los espacios abiertos del oeste es rememorar varios de sus títulos más recordados, como Silverado, Wyatt Earp y, por supuesto, Danza con lobos, film por el cuál él se llevó a su casa dos premios Oscar.

Claro que este no es el Oeste del siglo XIX, sino el contemporáneo. Yellowstone cuenta la historia del rancho más grande del estado de Montana y uno de los más antiguos de los Estados Unidos. Su patriarca, John Dutton, interpretado por Kevin Costner, es la sexta generación al frente de ese rancho y debe enfrentar con mano dura todos los conflictos alrededor de sus tierras y su riqueza. No es una mirada idealizada del campo, más bien lo contrario. Dutton es un ranchero, un empresario, un cowboy y un millonario dispuesto a todo para conservar lo que le pertenece.

Sus frentes de conflicto son varios. Por un lado tiene una reserva india, por el otro un parque nacional, otros hacendados que quieren avanzar sobre su poder, políticos corruptos, y también petroleros. Aunque ya no es el salvaje oeste, es bastante brutal en términos contemporáneos. Dutton, que es viudo, tiene que lidiar también con sus propios hijos, su familia es un problema y es una disputa permanente. Las cuentas pendientes son muchas y las tensiones van en aumento. John Dutton es un héroe norteamericano en algunos aspectos, pero al mismo tiempo es el gran villano de la serie.

Kevin Costner, conocido por sus roles de bueno en las películas, acá hace un personaje muy ambiguo, del que se pueden rescatar algunas cosas pero que obviamente se lo rechaza por otras. El espectador deberá cambiar su mirada sobre él en más de una ocasión y el haber elegido a Costner es un gran hallazgo.

Yellowstone es también la historia norteamericana. Las luces y las sombras de los Estados Unidos. El coraje emprendedor, la cultura del esfuerzo, el amor por los grandes espacios abiertos. El espíritu pionero y aventurero de cada uno de sus habitantes. Pero también describe toda la violencia de ese mundo alejado de las grandes ciudades. Un retrato descarnado del mundo de los cowboys contemporáneos y de los espacios de poder por encima de la tierra en la que ellos trabajan.

Yellowstone es una gran serie, es un western moderno y también es un intenso melodrama. La historia familiar es una de las cosas más importantes que tiene para ofrecer. Aunque es dramática, violenta y realista en muchos aspectos, en otros, con sus vueltas de tuerca y sus exageraciones, recuerda a otra gran serie con estas características: Dallas, el clásico de la televisión de la década del 80. Las diferencias son muchas, pero si uno presta atención, el espíritu es el mismo. Toda una tradición de sagas familiares y peleas por el poder tuvieron su moda por aquellos años, hoy siguen estando pero en otros formatos, Yellowstone busca una línea más tradicional y gracias al espacio en el cual está narrada resulta más atemporal.

Yellowstone
Kevin Costner en «Yellowstone»

La descripción de esos grandes territorios abiertos no es negativa. La belleza del oeste americano es arrebatadora. Se ve en los personajes y en la serie un amor por la naturaleza, por el western, por la vida de los ranchos y los cowboys. También ese sueño de libertad que solo la naturaleza puede dar. Pero detrás de eso está lo otro: la política, el dinero, la violencia. La herencia de una de las familias más poderosas de los Estados Unidos.

Aunque hay varios actores conocidos, Yellowstone tiene un protagonista excluyente, el mencionado Kevin Costner, un hombre muy vinculado con los films de cowboys. Su amor por el género nació junto con su carrera y aunque no solo hizo películas del oeste a él se le debe en parte su revalorización. Como director decidió que su primera película fuera un western y arrasó con todos los premios al dirigir, protagonizar y producir Danza con lobos. Supo se un cowboy joven y cómico en Silverado y nada menos que el sheriff más famoso del far west en Wyatt Earp. También El mensajero era un western, aunque ambientado en el futuro y su último film como director, Pacto de justicia, era una obra maestra del género. En televisión también había probado suerte con el western al protagonizar la miniserie Hatfields & McCoys, la sangrienta historia de dos familias en guerra.

Yellowstone es ideal para quienes amen el género, disfruten de su iconografía y busquen también una historia fuerte y adulta, con melodrama, violencia y disputas de poder entre empresarios, rancheros y una familia dividida. El punto exacto entre las viejas historias y las contemporáneas. Lo bueno y lo malo de la vida en un gigantesco rancho en Montana. Todo acompañado por el carisma del gran Kevin Costner.

Yellowstone
Serie «Yellowstone»

Disponible en Paramount Plus.

SEGUÍ LEYENDO

“¡El avión, el avión!”: Luces y sombras de “La isla de la fantasía”, una de las series más populares de la historia

“V: Invasión extraterrestre”, la serie de culto que originalmente iba a ser una historia sobre el nazismo