Ted Lasso, una serie feliz para tiempos difíciles

0
45
Tráiler de «Ted Lasso» (Infobae)

En la pandémica última entrega de los devaluados Globos de Oro, el premio a la mejor actuación en una serie de comedia fue para Jason Sudeikis por su rol protagónico en Ted Lasso. Esta ficción, estrenada en el 2020, en uno de los momentos más angustiantes que ha tenido que vivir el mundo contemporáneo, fue un furor que de boca en boca se convirtió en algo más que un éxito. Ted Lasso trajo el alivio, la risa y la humanidad que pocas series actuales son capaces de ofrecer. Más allá del premio a su protagonista, la victoria del programa está en la mirada del mundo que ofrece, la forma en la que retrata a los seres humanos en su formato de comedia.

La historia es sencilla y fácil de querer. La acción transcurre en Gran Bretaña. Rebecca Welton (Hannah Waddingham) es la nueva propietaria del AFC Richmond, uno de los equipos que peor se desempeña en la Premier League. Como venganza contra su exmarido, el millonario dueño anterior, quien le ha sido infiel, arma un plan para hundir al equipo de fútbol que es lo único que él realmente ama. Para ello cuenta con la ayuda de su fiel asistente Higgins (Jeremy Swift). Para Rebecca, una pieza clave de este plan es contratar a Ted Lasso (Jason Sudeikis), un entrenador de fútbol americano de Kansas City. Pero lo único que tiene como antecedente Lasso es el haber sacado campeón a un equipo de fútbol americano de segunda división. No sabe absolutamente nada sobre fútbol (al que por supuesto conoce como soccer) y su único aliado es su asistente, el entrenador Beard (Brendan Hunt), que al menos conoce las reglas del deporte. Al contratar a este personaje, la respuesta no se hace esperar. Tanto los fans, como los jugadores, y el periodismo, piensan que es una idea pésima e incluso cómica contratar como entrenador a alguien como Ted Lasso. Él, por su lado, es dueño de un optimismo de acero. Aunque está chocando con un muro gigante jamás pierde la fe en su tarea.

La primera temporada de la serie tiene diez episodios de 30 minutos cada uno y se estrenó en Apple TV. Previamente el personaje de Ted Lasso, interpretado también por Jason Sudeikis, había hecho breves apariciones en NBC Sports. Sin embargo, la serie tiene vida propia y arranca desde cero. El artífice principal del proyecto es el propio Sudeikis. Es el creador, guionista, productor y protagonista, todo lo que vemos en la pantalla es su responsabilidad. Aunque la serie es decididamente una comedia tiene también algo de drama y bastante emoción. Es una clásica historia dentro del mundo del deporte. Es el humor absurdo, veloz e inteligente lo que la define y la convierte en una de las joyas recientes del mundo del streaming.

Pero la hermosura de la serie no se limita al personaje principal. Hay que agregar también al utilero Nathan Shelley (Nick Mohammed) quien sabe muchísimo de fútbol pero se mantiene en silencio con absoluta timidez. Poco a poco logrará mostrar todo su potencial, rompiendo todas las reglas del escalafón dentro de un club de fútbol. También está Keeley Jones (Juno Temple) una joven modelo que sale con la estrella más pedante del equipo pero que busca abrirse paso en su carrera profesional por sus propios medios. Los jugadores principales son (Phil Dunster) como Jamie Tartt, el novio de Keeley, un egoísta que no piensa nunca en el equipo, y Roy Kent (Brett Goldstein) un veterano que choca siempre con Tartt y es el líder natural del grupo. Ted Lasso, quien repetimos no sabe nada de fútbol, deberá no solo convencer a todos de que es la persona adecuada para el trabajo, sino que también deberá unir a un grupo completamente desarmado con un entorno local bastante hostil.

Mejores series 2020
Jason Sudeikis como Ted Lasso

Se podría decir, sin exagerar, que Ted Lasso es la mejor comedia estrenada en el 2020. Entonces se la podría ubicar también entre las mejores del año más allá del género al que pertenece. La precisión para generar una comedia llena de chistes y al mismo tiempo construir personajes queribles, profundamente humanos, es de lo más destacado que se ha visto en mucho tiempo. Jason Sudeikis aprieta al acelerador y le impone un ritmo frenético al humor de diálogos y a los juegos de palabras. La diferencia entre norteamericanos y británicos da pie para toda clase de chistes adicionales. Pero no es solo guión y actuación, la serie está bien filmada, es muy dinámica y cada episodio está narrado de manera exacta, sin que le sobre un segundo. Los gags tienen timing, pero los conflictos y los momentos más serios también poseen esta idea del ritmo, algo propio de las series de media hora por episodio. Todo queda claro, se entiende, los personajes son tridimensionales y su retrato es transparente. Por eso nos importan, nos hacen reír y a la vez nos emocionan cuando llega el momento. Esta magia ocurre en diez episodios de media hora cada uno y la serie consigue ser profunda pero con un tono ligero, es disparatada y al mismo tiempo profundamente humana.

Hay muchas series sobre narcotraficantes, asesinos seriales, asesinos profesionales, terrorismo y conspiraciones en las altas esferas del poder. Está bien que así sea y muchas son excelentes. Pero llega un momento en que los espectadores tienen derecho a preguntarse en que universo ocurre toda esa violencia oscura y siniestra, donde la sangre brota y empapa las paredes a diario. Por eso cuando aparecen las series con personas inventadas, pero más cerca a los conflictos cotidianos, el efecto es de alivio y felicidad. Ted Lasso es una de esas series.

Y la mirada del mundo que la serie posee también es importante. No es solo entretenimiento del bueno, también tiene una mirada definida. Ted Lasso es una ficción que cree en las personas. Está construida sobre la base de un montón de personajes nobles, generosos, luchando contra sus propios fantasmas y al mismo tiempo buscando generar vínculos con los demás. También son egoístas y se equivocan, pero la trama tiene una mirada optimista como la de su protagonista y está convencida de la naturaleza bondadosa de las personas. Su mirada luminosa genera una enorme felicidad al verla, más aún en un momento difícil en todo el mundo. Y nunca olvidarse que estamos hablando de una excelente comedia, de esas que permiten reírse fuerte en cada uno de los episodios que conforman esta primera temporada. El éxito ha sido tan explosivo que a poco de estrenarse anunciaron una segunda temporada y unos días más tarde confirmaron que habrá tercera. Los espectadores reconocieron el valor de Ted Lasso y todo lo que viene con ella.

SEGUÍ LEYENDO:

Cuáles son los estrenos más destacados de series y películas en Netflix, Disney, Amazon y Paramount durante marzo

El Colapso, una serie perfecta que nos interpela: ¿qué haríamos si llegara el fin del mundo?