Hugh Jackman cumple 52 años: cuáles fueron los momentos más destacados de su carrera

0
15
Hugh Jackman cumple 52 años
Hugh Jackman cumple 52 años

Es uno de los actores más prolijos y carismáticos de Hollywood y a través de sus trabajos ha demostrado que su capacidad de reinventarse es ilimitada. Hoy, 12 de octubre, Hugh Jackman cumple 52 años. Una fecha que, curiosamente, comparte con grandes estrellas: el Tenor fallecido Luciano Pavarotti, el pionero del rock Gene Vincent y el cantante John Denver.

Desde cantar, montar a caballo, boxear a pulso con robots o asesinar a sus enemigos con sus garras metálicas, el actor nacido en Sidney en 1968 se ha convertido en uno de los talentos que forman el olimpo de las estrellas de Hollywood. Jackman inició su carrera en el teatro musical, pero la industria del cine le trajo recompensas mucho mayores. Dueño de una carrera sólida, todavía nos puede sorprender cuando esté por llegar a otra excepcional interpretación.

Hugh fue un niño que soñó con ser actor desde que se sintió atrapado por el personaje Jason Voorhees de Viernes 13. Despertó un profundo interés por el teatro y la actuación. Aunque suene increíble, es periodista de profesión. Aun así, no pareció importarle arriesgarse a empezar de cero: estudiar y dedicarse de lleno a la actuación a tiempo completo. Desde Wolverine y Logan hasta Jean Valjean, la lista de sus películas más recordadas.

Gigantes de Acero (2011)

Charlie Kenton (Hugh Jackman), un ex boxeador, quien lucha por triunfar en el mundo del boxeo robótico. En medio de su regreso profesional, se entera que la madre de Max, su hijo, ha fallecido, por lo que, decide asumir el rol de un papá responsable y genial. Encuentran un robot disfuncional en un desguace y trabaja con su hijo para arreglarlo. Y como antiguo boxeador, entrena al robot en el arte de la lucha y, junto con su hijo, los tres derriban a muchos oponentes para subir de categoría.

Mezclando elementos de drama deportivo clásico con ciencia ficción, este filme tiene lugar en un futuro alternativo en el que los robots han sustituido a los humanos en la industria del boxeo y el boxeo robótico se considera un deporte popular. Pero, más allá del neoconcepto robótico, esta trama da un enfoque más filial entre padre e hijo. Hugh definió a esta película como un recuerdo de su infancia con referencias cinematográficas como Rocky, Campeones y ganadores.

Kate y Leopold (2001)

Sacado de la imaginación, este film reta al cineasta ruso, Andréi Tarkovski, cuando las alteraciones narrativas logran esculpir el tiempo. Leopold (Hugh Jackman), un duque guapo y soltero de Albany del siglo XIX, no cree en el amor debido a que pertenece a una dinastía que funciona a sangre fría. Mientras que Kate McKay (Meg Ryan) es una alta ejecutiva de publicidad, quien vive el moderno mundo del siglo XX en Nueva York. Lo que ambos no saben es que una pequeña situación hará que sus tiempos coincidan. Para ellos, un romance atemporal cambiará sus vidas.

Aunque la crítica fue un poco severa con Meg Ryan en calidad interpretativa en una película romántica, parece que a Hugh le dieron la oportunidad de desarrollarse como un prolijo actor que domina sus capacidades en cualquier género ficcional.

Los miserables (2012)

La aclamada película le valió su primera y única nominación −por ahora− en los premios Oscar. Este filme dirigido por Tom Hooper, que carga consigo unos tintes al estilo Broadway, está inspirado en un musical de 1980. Sin embargo, la trama gira en torno a una de las obras literarias más importantes, Les Miserables de Víctor Hugo (1862). El drama de época retrata una Francia durante la Revolución Francesa, donde paliar el hambre, pobreza y diferencias sociales fueron una de las problemáticas más difíciles de erradicar en el Siglo XIX.

Entre el elenco repleto de estrellas con algunos de los nombres más importantes de Hollywood, como Anne Hatheway, Russel Crowe y Helena Bonham Carter, Hugh Jackman interpreta al protagonista, Jean Valjean, un preso convertido en filántropo que acoge a Cossette (Amanda Seyfried), la hija de un conocido. Aunque se le escapó el Oscar, Jackman tuvo más suerte en los Globos de Oro.

La crítica se sorprendió al ver “la entrega y carisma de Hugh Jackman en las pantallas” quien fue capaz de hacer interpretaciones musicales de altos registros. No es para menos, cantar algunos melismas en las arias (ópera) trae consigo un esfuerzo corporal que requiere preparación. Por lo que Hugh confesó, en 2012, que su experiencia en teatros musicales le abrió las puertas a este papel.

El prestigio (2006)

Una cinta de Hugh Jackman en el que comparte el set con Christian Bale y con el director de la cinta, Christian Nolan. Es ahí donde surge una acrobacia narrativa, en la que los giros son completamente inesperados para el espectador. La participación de Jackman se acopló a la perfección a esta dupla de protagonistas. La crítica, en su defensa, percibió que la magia faltante que cargaba consigo este filme, Hugh fue capaz de recuperarla de a poco.

Después de un trágico accidente, dos magos de escenario en el Londres de 1890 se enfrentan para crear la ilusión definitiva mientras sacrifican todo lo que tienen para burlar al otro. La intensa rivalidad entre ambos superará varios peligros inminentes que se apoderaron de la trama, incluyendo engaños y espectáculos supremamente competitivos. Una película muy cerebral para ser de magia, pero vale absolutamente la pena, sólo por tratarse de Hugh como protagonista.

Prisioneros (2013)

Un exasperante, pero llamativo thriller que puso a prueba todas las habilidades actorales de Hugh Jackman, pero este contrapunto violento que ayuda a encontrar el perfecto equilibrio entre sigilo y un toque de violencia. Es un filme que Hugh protagoniza en el que dejan como pretexto la ciencia ficción sólo para abordar cómo funciona el ser humano dentro de las capacidades límites.

Es ahí cuando Keller Dover (Hugh Jackman), mientras es un hombre de fe y carpintero, se percata que en sus manos tiene una gran responsabilidad por asumir: su hija de 6 años y una amiga, están secuestradas. Como cualquier ser humano reaccionaría, busca ayuda policiaca en medio de un desesperado intento de rescatarlas. Pero cuando las autoridades liberan al sospechoso, Keller pierde las esperanzas. Él mismo decidirá rescatarlas por su propia cuenta siguiendo varias pistas.

Eddie the Eagle (2016)

Dirigida por Dexter Fletcher, es una película que se basa en los placeres sencillos para cumplir su cometido, siguiendo al pie de la letra el modelo de película biográfica-deportiva e inspiradora. Sin embargo, la película conoce el valor de Taron Egerton como un aspirante a competidor olímpico y conoce el valor protagónico de un Hugh Jackman más viejo y cansado tal como su entrenador.

El encanto que convirtió a Jackman en una estrella de cine se ha convertido en vinagre dulce en esta película: es el tipo exacto de entrenador deportivo inspirador que querrías que te diera una charla de ánimo antes del gran partido (o, en este caso, del gran salto de esquí), principalmente porque sus elogios no están endulzados. Si le impresionas, es que realmente has hecho algo bien.

Inspirada en el atleta inglés Michael Edwards (conocido mejor como “Eddie el Águila”), primera persona en representar a Gran Bretaña en los saltos de esquí en los Juegos Olímpicos de Invierno desde 1929. La estrella de Kingsman, Taron Egerton, interpreta a Eddie, titular en esta película biográfica, mientras que Hugh Jackman se encuentra en el papel de Bronson Peary, el entrenador y mentor de Eddie.

Mala educación (2019)

Sorprendentemente es el papel de su carrera más aclamado por la crítica. Esto, incluso, teniendo en cuenta las películas de X-Men, incluida Logan, que tiene una calificación del 93% en Rotten Tomatoes. La crítica reconoció el desempeño y el encanto de Jackman al salirse del personaje de Wolverine y capaz de adentrarse a un personaje soberbio. Quien tiene hambre de obtener mucho más poder a través de su cargo. Hugh interpreta a Frank Tassone, un superintendente que, con la ayuda de un cómplice, roba un total de $11 millones de dólares del distrito escolar del que estaba a cargo.

Mala educación es otra película biográfica en la que Hugh Jackman protagoniza. Trata acerca del recordado escándalo del Roslyn Union Free School District de 2004, uno de los mayores casos de malversación de fondos en una institución pública en la historia de Estados Unidos. Este drama criminal de HBO es un recuento de ese evento.

Logan (2017)

Por último, pero no menos importante, está en la lista una de las películas de superhéroes más valoradas por los fans y la crítica: Logan. Arrasó (y con razones de peso) las carteleras de cine con 617 millones de dólares en recaudos. De paso, logró ser nominada al Oscar. Sin embargo, para la audiencia fue una agridulce despedida de Hugh Jackman bajo la interpretación del Lobezno. Puso fin a los 17 años de interpretación de la forma más satisfactoria posible.

Aunque sigue estando repleta de acción y espectáculo, la película es una visión mucho más sólida y emocional del género que da cuerpo a los elementos neo-occidentales de Lobezno y añade un pertinente nivel de comentario político. La crítica también resaltó la química entre padre e hija con Dafne Keen (Laura Kenney), la actriz española-británica que revolucionó las pantallas. Sin duda, esa dupla mostró una benevolencia narrativa para sacarle beneficio a la despedida de Jackman como Wolverine.

Y, sin embargo, el comienzo de Logan deja muy claro que estamos a punto de ver una nueva faceta de este héroe caído, un nuevo tipo de película de cómics y una actuación emocionalmente resonante de Jackman, que nunca ha parecido más destrozado por dentro y por fuera. Por otro lado, tal parece que a tiempo completo no se consideraría, pero Hugh está dispuesto a participar en posibles cameos en producciones próximas de franquicias de X-Men.

SEGUIR LEYENDO:

12 películas para hablar de la salud mental

The boys: llega el spin off de la serie prohibida para menores de 17 años