Escala la interna entre Guzmán y Basualdo: el subsecretario habría presentado el plan tarifario por el que la Casa Rosada lo quiere echar

0
4
Federico Basualdo
Federico Basualdo

“Es increíble la capacidad que tiene este Gobierno para hacer un descalabro de un tema tan menor”. La frase, que palabras más, palabras menos, repitieron dos importantes integrantes de la coalición gobernante el fin de semana –en estricto off the record, claro– grafica el escándalo en quedó inmersa la administración de Alberto Fernández el viernes, luego de que trascendiera de manera oficial, aunque sin comunicados ni declaraciones con los micrófonos abiertos, que el Presidente había instruido a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y a su ministro de Economía, Martín Guzmán, para que echara de su cargo a Federico Basualdo.

Basualdo, integrante de La Cámpora y con línea directa con la vicepresidente Cristina Kirchner, es uno de los subsecretarios de la Secretaría de Energía, un organismo clave que pasó de Desarrollo Productivo a Economía el año pasado cuando asumió el neuquino Darío Martínez, en reemplazo de Sergio Lanziani. Y se iba, siempre según altas fuentes de Casa Rosada, por “incompetente”. Por no haber realizado ni como interventor el ENRE –cargo que ocupó antes–, ni como subsecretario las órdenes que recibió. Básicamente, confeccionar un plan de segmentación de las tarifas eléctricas para “que los subsidios dejen de ser planos”, que tenía que tener escenarios de costos “que nunca presentó”. En resumen: se le pidió en diciembre de 2019 un plan de segmentación que nunca habría realizado.

Programa de segmentación tarifaria SF
La carátula del resumen del plan que dice haber presentado Basualdo

Ahora se suman más ingredientes a esta verdadera novela. Mientras tanto, esta mañana, en la jura del nuevo ministro de Transporte, Alexis Raúl Guerrera, a Guzmán se lo vio en el Museo del Bicentenario de larga charla con su par Daniel Arroyo y con el intendente de General Pinto, Alexis Zavatarelli. Un rato antes, Axel Kicillof, el gobernador bonaerense, se había metido en la interna y respaldó a Basualdo a quien calificó como “un excelente funcionario”.

Hasta ahora, Basualdo no se fue y, como detalló Infobae a lo largo de todo el fin de semana, la postura de lo más alto del Gobierno es un verdadero limpiaparabrisas en medio de la lluvia torrencial: se va, se queda, se va, se queda. Una puja política que, en medio de una inflación galopante, el impacto económico de la segunda ola y los grandes temas externos pendientes (como las deudas con el Club de París y el FMI, nada menos), no hacen más que poner un signo de interrogación sobre la figura de Guzmán y su verdadero “poder de fuego”. ¿Maneja la economía un ministro que no puede despedir de su cartera a un funcionario de tercera línea? La disputa no es menor: Basualdo defiende a rajatabla el mandato de CFK de que en un año de elecciones las tarifas de los servicios públicos no pueden subir por sobre la inflación. Guzmán, en tanto, mantiene la postura de que su “plan”, el Presupuesto 2021, incluye baja de subsidios y que es eso es igual, indefectiblemente, a tarifas más altas. Además de la tensión política, esa es la base del conflicto que se desató el lunes y que aún no tiene solución.

¿Está o no está la segmentación?

“Lo echaron porque no cumplió”. Fuentes oficiales destacan que la salida de Basualdo es algo de lo que se viene hablando desde hace tiempo, además del enojo de parte del Gobierno, donde hablan de “quejas constantes” sobre Basualdo por promesas no cumplidas. La postura de Guzmán la semana pasaba habría sido fuerte: “O él, o yo”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
El ministro de Economía, Martín Guzmán (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo) (EFEI0499/)

“Se viene masticando hace tiempo y fue tema del gabinete económico de esta semana, donde se habló otra vez de ‘aumento racional de tarifas’ y volvió a quedar expuesto que no hay plan de segmentación. La idea es que los subsidios son pro-ricos y que en la pandemia hay que contar con esa segmentación para ayudar a los sectores que más lo necesitan. En el gabinete económico hubo muchas críticas”, aseguraron fuentes oficiales el viernes.

Pero hoy trascendió una versión de lo que sería el famoso “Plan de Segmentación” de Basualdo, y cerca de él aseguran que sí se presentó en tiempo y forma. El paper al que accedió Infobae no tiene fecha y se titula “Programa de Segmentación Tarifaria (ENRE – Secretaría de Energía)”. “El decreto para acceder a la información para la segmentación lo tiene la Rosada parado hace cuatro meses”, aseguran fuentes cercanas al conflicto, aunque el documento no tiene fecha.

“Desde los primeros meses del año 2021, este Programa se encuentra en proceso de identificar a los usuarios con capacidad de pagar el costo pleno de la energía, para proceder a la quita de subsidios y liberar recursos para sostener el apoyo a los usuarios que lo necesitan, invertir en obras eléctricas o redireccionar el gasto público”, destaca el documento.

Allí se explica que se “busca direccionar los fondos públicos de manera más eficiente hacia la población en condiciones de mayor fragilidad económica y hacia los sectores productivos definidos como estratégicos o que requieran una promoción especial por parte del Estado”.

Los objetivos detallados son “disminuir la inequidad que genera el actual sistema de Subsidios sobre la Generación, el Transporte y la Distribución del Servicio Eléctrico, reducir significativamente los recursos fiscales que se destinan, a través de esta vía, a los sectores de la sociedad de más alto poder adquisitivo, y asegurar que los futuros incrementos nominales de las tarifas eléctricas no repercutan en forma desfavorable sobre los sectores más vulnerables de la población y aquellos que más se han visto afectados por la crisis económica generada por el macrismo y la pandemia”.

Entre las medidas ya implementadas se destaca la quita de subsidios a grandes usuarios en marzo 2021 y el “diseño de quita de subsidios a los usuarios residenciales de más altos ingresos”, con dos tipos de segmentación “por polígonos” y “por nivel de ingresos/patrimonio”.

“Nada que ver”, dijeron hoy las mismas fuentes que el viernes confirmaron que Basualdo se iba. Y confirmaron que no existe un plan de segmentación presentado y que al subsecretario lo echaron (usan ese tiempo verbal) porque en un año y medio no cumplió el trabajo que tenía que hacer.

Lejos de bajar la presión, la historia suma nuevos capítulos todos los días.

SEGUIR LEYENDO:

Dólar hoy: la cotización libre sigue a $150 y la brecha cambiaria regresa al 60%

Warren Buffett y Charlie Munger: el Bitcoin es “repugnante y contrario a la civilización”

La otra criptomoneda: Ether superó los USD 3.000 por primera vez y sube más de 300% en lo que va del año