Durante el segundo mes de la cuarentena, la confianza en el Gobierno bajó casi 9%

0
8
En la primera medición, la confianza en el gobierno de Alberto Fernández fue de 2,32, un 18% superior a la última de Mauricio Macri
En la primera medición, la confianza en el gobierno de Alberto Fernández fue de 2,32, un 18% superior a la última de Mauricio Macri (EFEI0023/)

Según el último sondeo realizado por la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella, la confianza en el gobierno de Alberto Fernández cayó 8,7% durante el último mes.

El Índice de Confianza en el Gobierno (ICG), que se confecciona desde noviembre de 2001 en base a una encuesta de opinión pública nacional y se mide en una escala de 0 a 5, arrojó en mayo un valor de 3 puntos.

Sin embargo, el informe señala que la caída debe analizarse en el contexto del fortísimo aumento que la confianza en el gobierno registró en el mes de abril (+48%).

Así, el valor actual cayó casi 9 puntos en relación al mes anterior pero todavía se ubica entre los valores más altos de la serie histórica. Por ejemplo, se mantiene un 53% por encima de la última medición del gobierno de Mauricio Macri, correspondiente al mes de diciembre de 2019.

“La evolución negativa sugiere una incipiente insatisfacción en la población por la situación de cuarentena y/o por desacuerdos con ciertas acciones del gobierno nacional, no obstante el apoyo de la sociedad a la decisiones relacionadas con la contención de la pandemia del COVID-19”, detalla el informe.

La variación respecto al mes anterior fue negativa en todos los subíndices. El que experimentó la mayor caída fue Evaluación general del gobierno (3,13 puntos,-10,2% respecto de abril), seguido por Preocupación por el interés general (3,05 puntos, -9,9%), Capacidad para resolver problemas del país (3,53 puntos, -9,9%), Eficiencia en la administración del gasto público (2,52 puntos, -7,7%), y por último, Honestidad de los funcionarios (2,77 puntos, -4,6%). A pesar de las variaciones negativas, en todos los subíndices los valores se mantienen altos.

Al igual que en el mes anterior, en mayo el valor del ICG fue más alto entre las mujeres (3,08 puntos, con una caída de 9,7% respecto de abril) que entre los hombres (2,90 puntos, con una variación negativa de 7,6%).

Por otro lado, también se confirmó la tendencia de los meses previos: el nivel de confianza de mayo fue más alto en el grupo de 18 a 29 años (3,18 puntos, aunque disminuyendo 11,2% respecto al mes anterior), seguido por el grupo de 30 a 49 años (3,06 puntos, con una disminución del 6,3%). El valor más bajo se registró en el grupo de mayores de 50 años (2,84 puntos, con una variación negativa de 9,6%).

A su vez, el gobierno cosechó sus mejores valores en el GBA (3,25 puntos, con una variación negativa de 6,3% respecto de abril), seguido por el interior del país (2,93 puntos, disminuyendo 9,6%), y finalmente la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2,66 puntos, con una disminución de 12,5%).

Retomando la tendencia inaugurada por el gobierno actual, en mayo el valor más alto del ICG se registró en el grupo de quienes tienen únicamente educación primaria (3,42 puntos, aumentando 3,3% respecto de abril, la única variación positiva en la medición de mayo). Le siguen quienes recibieron hasta educación secundaria (3,19 puntos, con una disminución de 7,3%) y el grupo de quienes tienen educación terciaria y/o universitaria (2,86 puntos, disminuyendo 10,6%).

La encuesta fue realizada por Poliarquía Consultores, entre el 4 y el 14 de mayo, sobre un universo de 1205 personas mayores de edad residentes de ciudades de más de 10.000 habitantes. Se utilizó la modalidad telefónica y la muestra fue aleatoria, polietápica, estratificada por zonas para la selección de las características y números telefónicos, con selección de los entrevistados en base a cuotas de sexo y edad. El error estándar fue estimado en ±0,053.

Seguí leyendo:

Uno de los tres grupos de bonistas baja sus pretensiones y asegura que quiere cerrar un acuerdo este fin de semana

Para la OMS, Sudamérica es un “nuevo epicentro” de la pandemia

Firmenich: “La prolongación de una cuarentena ruinosa para millones de personas puede terminar en una rebelión social”