Avanzan las obras sobre el acueducto metropolitano

La llegada del agua dulce será un hecho que, dentro de muy poco, se hará realidad. El entubado avanza sobre Colonia Avellaneda y la construcción de la planta da inicios que la conexión se realizará en un tiempo muy breve.

1
1170
Avanzan las obras de entubado sobre calle Constituyente - foto: Multimedios CA

Los trabajos sobre el acueducto metropolitano avanzan a pasos agigantados. Las obras sobre entubado ya son un hecho que, recorriendo las calles, se pueden observar fácilmente. Este proyecto llevará agua potable a doscientos ochenta y dos mil vecinos/vecinas de las ciudades de Colonia Avellaneda, Oro Verde, San Benito Sauce Montrull.

La nueva infraestructura apunta a fortalecer el abastecimiento de agua potable en las localidades mencionadas, que conforman el Área Gran Paraná. La obra implica un acueducto de abastecimiento, la ampliación de la actual Planta Echeverría (Paraná) y la llegada a las localidades para que cada una derive el recurso a los respectivos reservorios de almacenamiento y su posterior distribución.

Tuvimos la posibilidad de dialogar con Adrián Saibene, responsable del Área de Obras Públicas municipal, quién gentilmente accedió a detallarnos sobre los trabajos realizados en Colonia Avellaneda.

«Es un plan nacional que comenzaron los trabajos desde Paraná y nos traerá a nosotros el agua dulce».

El funcionario manifestó que la obra comenzó en la planta ubicada sobre la Toma Nueva, en la capital entrerriana, luego continuó por calle Blas Parera hasta Churruarín. Los trabajos, actualmente, ya excedieron los límites con la ciudad de Paraná y se encuentra en jurisdicción de Colonia Avellaneda. Además, sobre calles Constituyente y Dorrego se ubica un desvío que enlazará la conexión con la ciudad de San Benito.

La información brindada por Saibene detalla que el acueducto ingresa a Colonia Avellaneda por calle Constituyente al final, continua por esta arteria rodeando la Escuela Secundaria Artigas, tomando calle López Pereyra e ingresa al predio donde, actualmente, se encuentra la cabecera de colectivos.

El funcionario aclaró que el acuerdo pactado decreta que desde la Toma Nueva (Paraná) se establece la conexión a los dos depósitos de agua provenientes en Colonia Avellaneda. Allí finaliza la obra subsidiada por el programa PROARSA. La posterior obra de enlace interno en la ciudad deberá ser gestionada por el municipio local para establecer la conexión a cada domicilio. Esto permitirá que todos los barrios (aquellos que la municipalidad provee el servicio de agua como los cubiertos por la cooperativa local) puedan acceder a la nueva red.

«En diez días estaría disponible la conexión desde la cañería con el codo al colector de la planta».

La obra de la planta local, instalación de los tanques, cierre de predio y demás obras restantes, debe ser realizado por la empresa constructora a cargo. Los trabajos estarán finalizados en un tiempo establecido que va desde los noventa días hasta los ciento veinte días, fue lo informado por el responsable municipal.

«En un comienzo era todo un sueño de que una mega obra de esta magnitud se pueda hacer en un lapso corto». Sobre esto, Saibene expresó que la construcción fue pactada para treinta y seis meses de trabajo y actualmente lleva la mitad de ese tiempo establecido desde que se presentaron todos los documentos solicitados. Además, el funcionario destacó el trabajo de la empresa constructora por el buen ritmo de trabajo.

Escuchá la nota completa:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here