Rick Astley pide revancha: por qué “Never Gonna Give You Up” se convirtió en una de las canciones más escuchadas del mundo a 34 años de su lanzamiento

0
6
Rick Astley, ayer y hoy
Rick Astley, ayer y hoy

Cuando Rick Astley sacó su primer disco en 1987, Whenever You Need Somebody, explotó en las radios. Pero en el momento en el que por fin se vio la cara del cantante, en los videoclips para promocionar los cortes del álbum, esa exposición devino en una especie de chasco: parte del público pensaba que el pelirrojo de la voz súper grave era, en realidad, un hombre negro. Buenas canciones no le faltaban, como la homónima “Whenever You Need Somebody”, “Together Forever” y la inoxidable “Never Gonna Give You Up”, pero el bueno de Rick quedó envuelto en una nube de pop liviano que amenazaba con deshacerse a la vez que su jopo adolescente.

Pasaron 34 años y el empoderamiento capilar de Rick Astley sigue intacto, no hay quien le gane a ese jopo. Además, “Never Gonna Give You Up” es una de las canciones más reproducidas en YouTube, una plataforma creada por tipos que no habían cumplido diez años cuando el tema salió. Y hablando del mundo digital, el desembarco y el éxito de Astley en TikTok merece un capítulo aparte. Pero, ¿qué pasó en el medio para que aquel muchachito pop haya llegado a convertirse en este personaje todoterreno?.

Además de muchos años, teniendo en cuenta que el artista desapareció del ojo público a mediados de la década del 90, en la vida del británico pasó el “rickrolling”. ¿De qué se trata? Ya entrado el nuevo milenio, empezó a circular esta palabra, para darle nombre a la broma que consiste en mostrar un enlace falso titulado con un nombre que causará interés en un usuario. Cuando esta persona hace clic en esa dirección web no aparece lo esperado, sino el videoclip del hit. Cuando una persona entra en el enlace que le lleva a este video musical, se dice que ha sido “rickrolleado”. Así, medio en chiste, “Never Gonna Give You Up” logró ser uno de los temas con más vistas en YouTube. Al cierre de esta edición ya había superado los 926 millones de reproducciones.

En el camino, se subieron al tren loco del “rickrolling” colegas rockeros como los Foo Fighters, que se caracterizan por su gran sentido del humor. En 2017, la banda de Dave Grohl estaba tocando frente a miles de personas en el Summer Sonic Festival de Japón cuando decidió “rickrollear” a su público en vivo y en directo. Grohl presentó a Rick Astley como su invitado de la noche, y cuando parecía que iban a hacer un tema de los Foo, arrancaron con los primeros acordes “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, el grupo en el que Dave tocaba la batería. Pero la sorpresa fue doble cuando después de la intro del himno grunge, lo que en realidad tocaron fue “Never Gonna Give You Up”.

El buen humor de Rick desembarcó con él en TikTok y sus microvideos son un suceso. Ya no es un adolescente, pero entendió enseguida el tono de la plataforma y se acopló como pocos artistas de su edad. Esta versatilidad le valió sumar más de un millón y medio de seguidores en poco tiempo, muchos de los cuales no habían nacido ni cuando se inventó el rickrolling. En su cuenta, Rick hace versiones de temas de bandas amigas, con mucho oficio y con unos videos divertidos muy bien producidos, que navegan entre lo kitch y lo ultra moderno. También se anima a contar secretos de su profesión, como cuando con un par de ollas explicó de qué manera se podía amplificar la voz para que suene igual que en su canción más conocida.

Rick Astley se aggiornó, y cuando la vida no le dio más que limones, él no dudó en prender el horno y cocinar un lemon pie. El chico del jopo se sigue riendo y exprimiendo su canción porque sabe que tiene jugo para rato.

SEGUÍ LEYENDO

Incorrecto, extravagante y viral: quién es Faraón Love Shady, el influencer peruano amigo de los raperos más exitosos

“Rasputin” de Boney M.: Idas, vueltas, tragedias y un hit de los 70 que hoy es tendencia en TikTok