“Me enseñaron la jeringa cargada”: así cambiaron las “inyecciones de aire” el protocolo de vacunación COVID-19

0
11

“Nos mostraron desde que abren el sobrecito de la jeringa, hasta que jalan el medicamento e inyectan”, contó Saúl Sánchez López, un hombre jubilado de 66 años de edad, al salir de las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN) campus Zacatenco, donde se llevó a cabo hasta este martes la vacunación contra el COVID-19 para adultos mayores de 60 años de la alcaldía Gustavo A Madero, en la Ciudad de México.

Un detalle tan simple como el mostrar el frasco que contiene el antídoto podría pasar incluso desapercibido. Sin embargo, adquiere especial importancia luego de una serie de casos, en varias partes del país, en las que a los ciudadanos se les inyectó aire, es decir, solo los picaban con la aguja sin aplicarles ningún medicamento.

Y precisamente uno de los más sonados ocurrió en el IPN de Zacatenco, hechos de los que derivó el retiro de la cédula de vacunación a la enfermera que falsamente inyectó a un hombre de la tercera edad. Infobae México hizo un recorrido al exterior de dichas instalaciones –no se autorizó la entrada a la sede– donde todas las personas consultadas afirmaron que les constó que sí les aplicaron la vacuna contra el coronavirus.

VACUNA COVID19 - IPN - MEXICO - ADULTOS MAYORES - 07042021
Foto: Infobae México.

Margarita Trinidad Cardona, una ama de casa de 66 años de edad reiteró este paso en el proceso de inoculación. “Sí me enseñaron la vacuna y la jeringa cargada”, explicó asegurando que a ella le consta que sí le pusieron el antídoto como debe de ser. Posteriormente solo sintió un ligero dolor al momento del piquete y la sensación propia de ser inoculada, sin más.

Después de la falsa vacunación ocurrida en el IPN Zacatenco, el mismo subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, también vocero de la estrategia federal para hacer frente a la pandemia, sostuvo que enseñar el frasco que contiene la vacuna anticovid era un pérdida de tiempo. Sin embargo, la indignación que ese tipo de casos ha generado en un país que ya rebasa las 200,000 muertes por el virus, no dejó otra alternativa.

“Estaba congelado (el medicamento) y esperamos a que se le quitara el hielo y ya nos la enseñaron, un paquete para tres personas”, relató sonriente Yolanda Estrada, también ama de casa de 80 años de edad. Mientras que Ignacio Vázquez, un músico de 86 años se dijo agradecido con el personal, agregando que fueron “muy amables los enfermeros, nos enseñaron el contenido de la jeringa antes de aplicarla”.

VACUNA COVID19 - IPN - MEXICO - ADULTOS MAYORES - 07042021
Foto: Infobae México.

El último día de la primera ronda de vacunación de los adultos mayores de la alcaldía Gustavo A Madero transcurrió en aparente calma. Los vacunados contaron que solo tuvieron que esperar entre 20-25 minutos para recibir el antídoto, una vez que arribaron a la unidad. La vacuna que ahí aplicaron fue la Sputnik V. Ahora será hasta dentro de unos 20 días, en teoría, que serán citados para recibir la segunda dosis.

Todas las personas consultadas por Infobae coincidieron en un mismo punto: se sintieron contentos, emocionados y tranquilos por haber sido ya vacunados contras el SARS-CoV-2, aunque también se dijeron conscientes de que tienen que continuar con las medidas de seguridad.

“Me siento bien. Dicen que no es una garantía que nos vaya a dar el Covid pero ya vacunados no va a dar de la misma manera”, señaló Sofía Alvarado Martínez, una ama de casa de 62 años de edad.

En mismo sentido se pronunció la asistente de ingeniería Rosa Victoria Uribe, de 67 años: “(Siento) Emoción, ya voy a esta más protegida, ya nada más seguir con los cuidados, no está todo dicho”. Ella cuenta que se encaró al virus en más de una ocasión; atendía a varios miembros de su familia mientras estuvieron contagiados. Pero, contra todo pronóstico, Rosa esquivó el COVID-19. Ahora que está vacunada, está más tranquila, pero no baja la guardia.

VACUNA COVID19 - IPN - MEXICO - ADULTOS MAYORES - 07042021
Foto: Infobae México.

Actualmente, en el país se han aplicado más de 9 millones 300 mil dosis de la vacuna contra el COVID-19. La mayoría entre el personal médico y los adultos mayores, aunque también se ha inmunizado a trabajadores de la educación. Mientras que las unidades recibidas, de los distintos laboratorios con los que el gobierno mexicano ha establecido convenios, rebasan los 15 millones.

Esto mientras se siguen reportando más de mil casos diarios, sumado a la amenaza inminente de una tercera ola de contagios, derivada de las vacaciones de Semana Santa. Y justamente ante esas predicciones, los ya vacunados urgen a los demás ciudadanos que sigan su ejemplo, por el bien social, insistiendo en que no se siente dolor alguno ni pasa nada malo al recibir la vacuna.

“Ni siquiera un piquete”, dijo José Luis Sánchez Hernández, un comerciante de 80 años, al señalar que no sintió nada al ser inyectado. Mientras que Guadalupe Pérez Hernández de 76 años dijo: “Espantan a uno mucho y no”, explicando que la vacuna ni le dolió ni le provocó efectos secundarios de ningún tipo.

SEGUIR LEYENDO:

“Es difamación afirmar que fue el gobierno”: así se defendió Claudia Sheinbaum por “vacuna de aire” en CDMX

Mapa del coronavirus en México 6 de abril: la sombra de una tercera ola acecha tras vacaciones de Semana Santa

¿Cuándo alcanzaremos en México la inmunidad de rebaño contra el coronavirus? Un estudio ya estimó la fecha