Los países europeos relajan restricciones y buscan una “cuarta ola administrada” de COVID-19

0
10
Trabajadores limpiando sillas para abrir la terraza de un restaurante en el primer día de la reapertura tras el cierre del país, en medio de la pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en Lisboa, Portugal, el 5 de abril de 2021. REUTERS/Pedro Nunes
Trabajadores limpiando sillas para abrir la terraza de un restaurante en el primer día de la reapertura tras el cierre del país, en medio de la pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en Lisboa, Portugal, el 5 de abril de 2021. REUTERS/Pedro Nunes (PEDRO NUNES/)

A pesar de tasas altas de contagios y un continuo estrés en la ocupación hospitalaria, varios países europeos están comenzando a relajar con cautela las restricciones impuestas para reducir la circulación del COVID-19, aceptando un escenario de convivencia con el virus y sus posibles nuevas variantes.

¿Puede la doble mutación de la India alterar los desconfinamientos? Hay indicios. Sin embargo los expertos sostienen que lo que está por delante será una competencia entre la la proliferación de nuevas cepas y una estrategia de vacunación masiva y el rastreo y aislamiento de quienes puedan infectarse con las nuevas variantes.

Respecto a los anuncios de desconfinamiento, Pascal Crepey, un reconocido epidemiólogo francés, utilizó una metáfora para expresar sus dudas: “Son como desenvolver los regalos de Navidad y no estoy totalmente seguro de que estemos en condiciones de merecerlos todos”.

Si bien la situación sanitaria es mejor que la de semanas atrás, la irrupción de la variante india, ahora presente en 17 países según la OMS, ha levantado alarmas. Los miedos relacionados con esta variante provienen de que contiene “dos mutaciones ya conocidas, pero no asociadas hasta ahora”, llamadas L452R y E484Q, de acuerdo al Consejo Científico francés. Las primeras observaciones muestran, indicaron, que tiene “una tasa de crecimiento más alta que las otras variantes que circulan en India”.

“No debemos olvidar cómo la variante inglesa ha cambiado la situación a nivel epidémico”, advirtió Crepey.

En contraste, el director del Agencia de Regulación de Salud de Francia, Aquitaine Benoît Elleboode, fue tranquilizador. Si bien no excluyó que “encontremos varios casos en en los próximos días”, aseguró que la situación estaba “bajo control” y los casos de esta variante aparecida en Europa estaban “circunscritos”.

De hecho, durante varios días Francia y sus vecinos se han movilizado para mantener detenido el ingreso de la doble mutación al continente. El director de la ARS cree que el aislamiento y la cuarentena sistemática a la salida y llegada cuando venimos de ese país permitirá “el control de estas variantes (…)”. Pero esta estrategia tiene sus límites. Al menos uno de los casos detectados en Marsella había llegado desde India a través de un tránsito desde Amsterdam, lo que le permitió regresar a Francia.

Aperturas para salvar las arcas

Pese a la ausencia de indicadores epidemiológicos sólidos, algunos países europeos comenzaron a levantar las restricciones con la esperanza de reactivar sus economías. Las naciones buscan que cierta normalidad arribe con la temporada de verano. Recuperar la actividad significa reducir los paquetes de subsidios que están haciendo explotar las deudas públicas.

En Grecia comenzó la apertura. Peluquerias pueden recibir a clientes con un programa de protocolo estricto. REUTERS
En Grecia comenzó la apertura. Peluquerias pueden recibir a clientes con un programa de protocolo estricto. REUTERS (MURAD SEZER/)

En Grecia, cafés y restaurantes reabrieron sus terrazas el lunes después de seis meses de cierre, pero con medidas estrictas: los empleados tendrán que realizar testearse por su cuenta una vez a la semana y usar barbijos. Se permite un máximo de seis personas en cada mesa y los establecimientos deben cerrar a las 23 para cumplir con el toque de queda vigente.

También desde este lunes, Francia comenzó una desescalada “light”. Temeroso de volver atrás, el Ejecutivo de Emmanuel Macron levantó la prohibición de viajar en el país cuando los estudiantes de secundaria y universitarios regresaron a las aulas.

Sin embargo, el gobierno galo mantuvo el toque de queda nocturno desde las 19 horas. La fecha que mas esperan los franceses es el 19 de mayo. Las terrazas al aire libre de los cafés y restaurantes podrán reabrir recién en esa fecha, junto con los museos, cines, teatros y salas de conciertos, que no obstante deberán atenerse a un estricto protocolo de seguridad. La actividad está paralizada desde octubre del año pasado.

Por sur parte, Portugal reabrió el sábado su frontera con España e inició la última fase de su desconfinamiento, que se inició a mediados de marzo. Polonia también comenzó el sábado un levantamiento gradual de las restricciones, como en Ucrania, donde los centros comerciales, restaurantes y gimnasios volverán antes del miércoles.

Otro país en aligerar sus restricciones es Hungría. El país lo hizo con la implementación de una tarjeta de inmunidad. Las personas con este “pase” pueden ingresar a comedores interiores, hoteles, teatros, cines, spas, gimnasios, bibliotecas, museos y otros lugares recreativos.

En algunos países, como Hungría, un tarjeta de inmunidad permite a los portadores ingresar a comedores interiores, hoteles, teatros, cines, spas, gimnasios, bibliotecas, museos y otros lugares recreativos.
En algunos países, como Hungría, un tarjeta de inmunidad permite a los portadores ingresar a comedores interiores, hoteles, teatros, cines, spas, gimnasios, bibliotecas, museos y otros lugares recreativos. (PAUL CHILDS/)

En tanto, Italia comenzó a relajar gradualmente sus restricciones la semana pasada con el regreso de los estudiantes a las escuelas y la reapertura de museos y cines. Esta semana el país incluyó a otras regiones en zona amarilla para continuar una estrategia de normalización de las actividades.

Circunscribir rebrotes

Vacunódromos abiertos en Estadios, salas de espectáculos, pabellones feriales, estrategias de inmunización que son una carrera contrarreloj para detener la pandemia.
Vacunódromos abiertos en Estadios, salas de espectáculos, pabellones feriales, estrategias de inmunización que son una carrera contrarreloj para detener la pandemia. (ETTORE FERRARI/)

Paralelamente al control de la importación de la variante india, la evolución de la epidemia también dependerá del comportamiento de la población. Para el Aquitaine Benoît Elleboode, “una medida sólo es eficaz si se entiende, acepta y respeta. Desde el inicio de esta crisis, los franceses han tenido el destino de la epidemia en sus manos”.

Para los especialistas, la evolución del virus es una lucha contrarreloj. Los países compiten con sus planes de inmunización para evitar la propagación de un nuevo invasor biológico.

En ese sentido, la ansiedad se manifiesta en las aperturas de las campañas de vacunación para todos los mayores de 18 años. Con matices, los países esperan que en junio las estrategias de aplicación tomen tal impulso que puedan generar la barrera de inmunidad, y para eso toman de ejemplo lo sucedido en Israel, Reino Unido y Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO:

La Agencia Europea de Medicamentos comenzó a evaluar el uso de la vacuna de Pfizer en niños de entre 12 y 15 años

La Unión Europea propuso a sus miembros aceptar viajeros vacunados afuera del bloque