La segunda vuelta de las presidenciales en Níger se celebra en un clima tenso

0
15
EFE/EPA/SOULEYMANE AG ANARA/Archivo
EFE/EPA/SOULEYMANE AG ANARA/Archivo (SOULEYMANE AG ANARA/)

Niamey, 20 feb (EFE).- Los nigerinos volverán a acudir el próximo domingo a las urnas para votar, en un ambiente de tensión, entre Mohamed Bazoum y Mahamane Ousmane, los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales el pasado 27 de diciembre.
Según las estadísticas de la comisión electoral, un total de 7,4 millones de votantes están llamados a participar en estos comicios en 25.978 colegios electorales en todo el país.
En la primera vuelta, la participación fue del 69,67 % pese a las restricciones del coronavirus.
En esa primera ronda, Bazoum, el candidato del poder para sustituir al presidente saliente Mahamadou Issoufou logró la primera plaza con 1.879.629 votos (39,33 %), muy por delante de los 812.412 votos (16,89 %) de su rival opositor, Ousmane, expresidente de la república derrocado en un golpe de estado.
Bazoum, que defiende la «continuidad y consolidación» de la era de Issoufou (2011-2021), se beneficiará esta vez del apoyo de los candidatos Seïni Oumarou y Albadé Abouba, que entonces ocuparon el tercer y el cuarto lugar (8,95 % y 7 %, respectivamente).
Los observadores en Niamey consideran que Bazoum puede ser considerado el ganador de esta ronda final gracias al apoyo político del que goza (95 partidos políticos de los 150 registrados en el país) y la gran diferencia de votos entre él y su rival en aquella primera vuelta.
Aunque su victoria se ve fácil por algunos, Bazoum instó a sus seguidores y aliados, durante la campaña electoral, a «redoblar esfuerzos, con motivo de esta segunda vuelta de las elecciones presidenciales para asegurar una contundente victoria».
POLÉMICA SOBRE EL ORIGEN DE BAZOUM
La campaña electoral de la segunda vuelta, que se ha clausurado la pasada medianoche, se desarrolló en un clima tenso, lo que generó temor a que se registren abusos el día de la votación.
Esta votación del 21 de febrero es presentada por la oposición como «un referéndum» porque, según ella, se trata de elegir entre un nigerino de origen (Ousmane), y Bazoum, cuya nacionalidad de origen sigue siendo contestada por sus rivales.
Sus críticos afirman que Bazoum es un libio que se ha refugiado en Níger, y a pesar de que su candidatura ha sido validada por la Corte Constitucional, ello no ha terminado con la polémica sobre su origen.
El candidato presidencial Djibrilla Baré Maïnassara, eliminado desde la primera vuelta, acaba de apelar ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) para un procedimiento de urgencia solicitando su intervención para invalidar la candidatura de Bazoum.
PERFIL DE LOS CANDIDATOS
Bazoum, de 61 años y diplomado de estudios avanzados (DEA) en filosofía, abandonó la docencia y el sindicalismo para dedicarse exclusivamente a la política en compañía del presidente saliente desde 1991.
Durante todos estos años, ha trabajado para establecer un sistema multipartidista en el país y fue varias veces diputado, y luego ministro de la República de 2013 a 2020.
En cuanto a Ousmane, 70 años de edad, es ingeniero en Estadísticas y economista, pero también obtuvo otros títulos superiores obtenidos en Francia y Canadá en particular.
Este candidato de la oposición pasó toda su carrera en la administración pública, y en 1996, gracias al apoyo de una coalición de partidos políticos, fue elegido como primer presidente de la República, pero en 1996 fue destituido por un golpe militar.

Issa Ousseini