Insólito blooper de un famoso árbitro en el fútbol uruguayo: arrancó el segundo tiempo sin uno de los arqueros

0
5

En el partido en el que el Club Atlético Progreso y Villa Española no se sacaron diferencias, correspondiente a la Fecha 1 del Clausura del fútbol uruguayo, hubo una situación insólita que protagonizó el árbitro Esteban Ostojich, quien no se percató de la falta de uno de los arqueros al dar inicio al segundo tiempo. Al momento en que hizo sonar su silbato, una de los arcos estaba vacío.

La primera parte transcurrió con normalidad este lunes en el estadio Parque Abraham Paladino. Con gol de Pablo Silva, comenzó ganando la visita en el inicio del primer tiempo. Sin embargo, a los 40 minutos de la etapa inicial, Rodrigo Mieres firmó la igualdad para el conjunto local.

Lo curioso fue que cuando ambos elencos regresaron al césped tras el descanso, Ostojich quiso dar inicio al complemento sin darse cuenta que el arquero Rodrigo Formento no estaba en su sitio. Cuando empezó a girar la pelota, el técnico de los Gauchos, Álvaro Fuerte, empezó a gritar para que detuvieran el partido.

Progreso vs. Villa Española
Club Atlético Progreso y Villa Española empataron 1-1 en la Fecha 1 del Clausura uruguayo (@Sport890)

Luego Esteban Osjotich constató que faltaba el guardameta de Progreso, quien apareció rápidamente desde el túnel de vestuarios para tomar su lugar en el arco.

Ostojich es uno de los referí más valorados de Sudamérica. El colegiado de 39 años, nacido en el departamento de San José y árbitro FIFA desde 2016, fue el elegido por la Conmebol para dirigir la final de la Copa América entre Argentina y Brasil que se disputó en el Maracaná. Su rodaje como internacional inició en 2018 y desde entonces ha escalado en la consideración de las autoridades para posicionarse como uno de los más respetados en el continente.

Esteban Ostojich dirigió la final de la Copa América ante Argentina y Brasil (Foto: REUTERS)
Esteban Ostojich dirigió la final de la Copa América ante Argentina y Brasil (Foto: REUTERS) (RICARDO MORAES/)

Es conocido también por anular el gol de Marcelo Weigandt en la revancha entre Boca y Atlético Mineiro de los octavos de final de la Copa Libertadores, una jugada en la que se sancionó un offside polémico y que forzó al equipo xeneize a definir la eliminación por penales. Ahora, su blooper en Uruguay ha recorrido las redes sociales.

Tras el empate, Progreso visitará a Nacional en la próxima jornada, mientras que Villa Española recibirá a Sud América en el estadio Obdulio Varela. Ambos intentarán sumar de a tres puntos para no quedarse en la parte baja de la tabla de posiciones.

SEGUIR LEYENDO:

Una catarata de errores y un gol que no fue: la insólita jugada que protagonizó un futbolista argentino en Uruguay

El fútbol uruguayo, otra vez de luto: encontraron muerto al jugador Emiliano Cabrera

Insólito momento en el fútbol uruguayo: la lluvia borró las líneas de la cancha y al intentar repintarlas quedaron peor