Emma Raducanu y Leylah Fernández disputan “la final del futuro” en el US Open

0
16
Emma Raducanu y Leylah Fernandez portada
Emma Radacanu y Leylah Fernández protagonizarán una histórica final

El Arthur Ashe Stadium es testigo de una final histórica y que podría marcar un quiebre de cara al futuro dentro del circuito WTA. La final del cuadro femenino del US Open, cuarto y último ‘Grand Slam’ de la temporada, tiene cara a cara a dos de las principales promesas de este deporte: la británica Emma Raducanu y la canadiense Leylah Fernandez. La primera dejó en el camino en las semifinales a la griega Maria Sakkari (6-1, 6-4), mientras que la segunda se impuso contra la bielorrusa Aryna Sabalenka (7-6, 4-6, 6-4). Transmite ESPN.

La pelea por el título reúne a dos jugadoras muy jóvenes, algo que no sucedía desde 1999 cuando se dieron cita la estadounidense Serena Williams (17 años) y la suiza Martina Hingis (18). Otros antecedentes fueron en la definición del US Open 1988 (Steffi Graf -19- vs Gabriela Sabatini -18-) y la final de Roland Garros en 1997 (Iva Majoli -19- vs Martina Hingis -17-). Raducanu tiene 18 y Fernández, 19.

Para llegar al último juego, Fernández tuvo que dejar en el camino a tres integrantes del top-5 del ranking; mientras que Raducanu se convirtió en la primera finalista de un Grand Slam partiendo desde la fase previa. Ambas jugadoras, que se conocen y han sido rivales desde pequeñas, han batido récords de precocidad en Flushing Meadows, donde la afición neoyorquina las adoptó como favoritas absolutas.

La británica Emma Raducanu se convirtió en la primera finalista de un Grand Slam partiendo desde la fase previa (EFE/Justin Lane)
La británica Emma Raducanu se convirtió en la primera finalista de un Grand Slam partiendo desde la fase previa (EFE/Justin Lane) (EFEI0499/)

“Será un partido duro, sin duda. Ella está jugando un gran tenis. Pero creo que yo también estoy jugando un muy buen tenis. Estoy emocionada por jugar”, dijo Raducanu, número 150 del ranking de la WTA. Nacida en Canadá y criada desde los dos años en Londres, la europea tendrá la oportunidad de ser la primera británica que gana un título de Grand Slam desde Virginia Wade en Wimbledon en 1977.

Por el momento esta valiente jugadora, que no ha cedido un solo set en nueve partidos en Nueva York (contando la fase de clasificación), es la finalista de un Grand Slam más joven desde Maria Sharapova en 2004 con 17 años, pero apenas es dos meses menor que Fernández.

“Esto ha sido una sorpresa. Aún estoy en shock. Significa mucho para mí llegar hasta aquí. Obviamente quería llegar a las rondas finales de un Grand Slam, pero no me esperaba para nada que lo consiguiera tan pronto. No tengo palabras. Solo quiero agradecer a todos los que me han apoyado en este viaje. Creo que desde muy joven la LTA me ha acogido y me ha ayudado a hacer realidad mis sueños. No estaría aquí sin ellos y sin mi familia y amigos”, esbozó tras llegar a la definición del torneo.

Vale destacar que Raducanu arribó al US Open con menos de 20 partidos en el WTA Tour (un registro de 13 victorias y 6 derrotas). Si bien llegó a los octavos de final de Wimbledon, aún no debutó en el Abierto de Australia ni en Roland Garros.

Leylah Fernández dejó en el camino a tres TOP-5 de ranking WTA (EFE/EPA/Justin Lane)
Leylah Fernández dejó en el camino a tres TOP-5 de ranking WTA (EFE/EPA/Justin Lane) (EFEI0499/)

Fernandez, hija de un ex futbolista ecuatoriano, esbozó: “No hay límite para mi potencial, para lo que puedo hacer. Cada día tenemos que seguir trabajando duro, tenemos que seguir yendo a por ello. Nada es imposible”.

Comenzó a hacer ruido en el certamen tras eliminar a la japonesa Naomi Osaka, vigente campeona del US Open y número tres mundial. Después despachó a la quinta del ranking, Elina Esvitolina, y en semifinales a la segunda, Aryna Sabalenka. ”Creía en mi juego, pero esto también me ha servido para creerme que puedo ganar contra estas jugadoras top”, manifestó la número 73 del ranking mundial y que ganó su primer título WTA en marzo en Monterrey (México).

La campeona de Roland Garros junior en 2019, comenzó su relación con el tenis de casualidad, ya que al principio quería seguir los pasos de su papá Jorge, un ex futbolista ecuatoriano. “No quise que mi hija jugara al fútbol. Quería que verdaderamente le naciera la pasión por el deporte, que fuera una pasión de ella y no condicionarla porque su papá había jugado. Ahí fue la introducción al tenis, por suerte y de una manera inocente. Y ahí empezó una historia increíble”, recordó su padre en diálogo con Infobae.

“Llegaba de la escuela y quería ir al parque. ‘Pero papi, usted me prometió’ y ahí íbamos. La gente pensaba que yo era abusivo porque en las canchas de tenis, que se alquilan por hora, yo le decía que teníamos que irnos porque nos quedaban cinco minutos, pero ella insistía y me pedía tres peloteos más. Y ella se ponía a llorar, la gente entraba a la cancha y pensaba que yo le pedía que golpeara tres pelotas más, pero no era el caso, era difícil equilibrar su pasión para entrenar, golpear y divertirse, mantenerlo de una manera recreativa que era lo que yo quería”, rememoró.

*con información de AFP y EUROPA PRESS

SEGUIR LEYENDO:

Djokovic superó a Zverev y quedó a un paso de hacer historia en el US Open: “La final la jugaré como el último partido de mi carrera”

La historia de Leylah Fernández, la revelación del US Open: cómo su papá ex futbolista se convirtió en su entrenador y qué aprendió de Messi y Ronaldinho

La angustiante situación de una tenista eliminada del US Open: “Voy a tener nueve millones de amenazas de muerte”