Al menos cinco muertos durante una protesta convocada por Hezbollah contra un juez en Beirut

0
9

Al menos cinco personas murieron hoy y otras 30 resultaron heridas durante una protesta violenta convocada por el partido chiita Amal y el grupo terrorista Hezbollah frente al Palacio de Justicia del Líbano para pedir la destitución del juez que investiga la explosión ocurrida en 2020 en Beirut y por la que varios ex ministros afiliados a ellos son sospechosos de negligencia.

La Agencia Nacional de Noticias estatal, la Cruz Roja Libanesa y fuentes hospitalarias confirmaron el fallecimiento de cinco personas en la manifestación, sin que por el momento se sepa si pertenecían a alguno de los grupos convocantes o a las filas del Ejército, que está desplegado en la zona para tratar de contener la situación.

La protesta fue convocada por Hezbollah y Amal (REUTERS/Mohamed Azakir)
La protesta fue convocada por Hezbollah y Amal (REUTERS/Mohamed Azakir) (MOHAMED AZAKIR/)

La institución castrense explicó en su cuenta de Twitter que personas desconocidas dispararon contra los manifestantes cuando se dirigían al Palacio de Justicia y avisó que las unidades desplegadas en la zona “dispararán hacia cualquier persona armada que se encuentre en el camino”.

Los enfrentamientos, que involucraron a francotiradores, pistolas, Kalashnikovs y granadas propulsadas por cohetes, resultaron en la muerte de tres hombres y una mujer, quienes murieron por una bala perdida que penetró la ventana de su apartamento.

Un soldado durante los enfentamientos en la capital libanesa (REUTERS/Mohamed Azakir)
Un soldado durante los enfentamientos en la capital libanesa (REUTERS/Mohamed Azakir) (MOHAMED AZAKIR/)
Un soldado del ejército lleva a un escolar mientras civiles huyen después de que estallaran los disparos en un sitio cerca de una protesta que se estaba llevando a cabo contra el juez Tarek Bitar, quien investiga la explosión del puerto del año pasado, en Beirut (REUTERS / Mohamed Azakir)
Un soldado del ejército lleva a un escolar mientras civiles huyen después de que estallaran los disparos en un sitio cerca de una protesta que se estaba llevando a cabo contra el juez Tarek Bitar, quien investiga la explosión del puerto del año pasado, en Beirut (REUTERS / Mohamed Azakir) (MOHAMED AZAKIR/)

Los medios locales también informaron de enormes daños en las tiendas y los automóviles estacionados en Tayyouneh y los vecindarios circundantes.

En una declaración conjunta, el grupo terrorista Hezbollah y su aliado Amal, dijeron que los manifestantes habían sido blanco de “disparos directos de francotiradores que estaban en los tejados de los edificios opuestos, seguidos de tiroteos intensos”, 15 minutos antes del inicio oficial de la manifestación.

Agregaron que los ataques tienen como objetivo “arrastrar al país a una lucha civil deliberada” y pidieron al ejército que intervenga para identificar y arrestar a los perpetradores.

Las tropas libanesas se han desplegado en gran medida en el lugar de los enfrentamientos en vehículos blindados.

El Ejército avisó que las unidades desplegadas en la zona “dispararán hacia cualquier persona armada que se encuentre en la carretera”. (REUTERS/Mohamed Azakir)
El Ejército avisó que las unidades desplegadas en la zona “dispararán hacia cualquier persona armada que se encuentre en la carretera”. (REUTERS/Mohamed Azakir) (MOHAMED AZAKIR/)

Cientos de partidarios de Amal y Hezbollah habían salido a las calles este jueves para demandar el cese del juez Tarek Bitar, a cargo de la investigación por la explosión que en agosto del año pasado causó más de 200 muertos, 6.500 heridos y una fuerte devastación en Beirut.

El blanco de la protesta fue el juez Tarek Bitar (REUTERS/Mohamed Azakir)
El blanco de la protesta fue el juez Tarek Bitar (REUTERS/Mohamed Azakir) (MOHAMED AZAKIR/)

Hoy mismo, un tribunal desestimó una demanda presentada contra el magistrado por los legisladores y ex ministros Ali Hassan Khalil y Ghazi Zaiter, de Amal, que estaban llamados a declarar esta semana en relación al caso y han sido acusados de obstruir la pesquisa para ganar tiempo hasta que recuperen su inmunidad parlamentaria en los próximos días.

El primer ministro, Najib Mikati, ha llamado a “todos” a mantener la “calma” en un comunicado difundido por su oficina y ha contactado con los altos cargos del Ejército y el Gobierno para hacer seguimiento de la situación, al igual que ha hecho el presidente libanés, Michel Aoun.

El predecesor de Bitar fue destituido a principios de año tras unas demandas de personas sospechosas en el caso.

Las toneladas de nitrato de amonio que explotaron en Beirut llevaban años almacenadas en el puerto de la ciudad sin medidas de seguridad, y líderes como Aoun y el entonces primer ministro, Hasan Diab, han reconocido que sabían de su existencia antes de la tragedia.

(Con información de EFE)